Search
martes 16 agosto 2022
  • :
  • :

Bolivia en Camino al Sínodo de la Sinodalidad 2021 -2023

Campanas/Prensa CEB 23.06.2022.- El Papa Francisco nos ha convocado a todos a formar parte activa del Sínodo de los Obispos 2021 -2023, bajo el lema: “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”. Bolivia desde el mes de octubre de 2021 ha empezado este camino con mucha esperanza de renovar y dar nuevos impulsos al trabajo pastoral y misionero de nuestra Iglesia.

Por ello y para conocer cómo avanza Bolivia el proceso de escucha camino a Sínodo de la Sinodalidad, entrevistamos al P. Diego Plá, (PDP) Secretario General Adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana y responsable del Equipo Nacional de Animación de proceso sinodal en Bolivia.

¿Porque para la Iglesia universal es importante el Sínodo de los Obispos 2021 -2023?

Este sínodo de la sinodalidad 2021 – 2023, es un momento importante porque significa una mirada al interior de la Iglesia, es una introspección, a veces vamos caminando en esa normalidad y se nos olvida los retos, los sueños y el Papa Francisco nos plantea un sueño, que viene desde las primeras comunidades que es caminar juntos como Iglesia desde la escucha, en ese proceso de participación, de comunión y una iglesia misionera.  Es un llamado a un despertar de cada miembro de la Iglesia, y por el otro lado nos quiere motivar a esa Iglesia en salida.

Para la Iglesia en Bolivia, ¿Cuál es la importancia que tiene el Sínodo de los Obispos?

En primer lugar, creo que es la oportunidad para revisar como es nuestra vida interior como bautizados y cuál es nuestra participación dentro de la Iglesia, cómo podemos mejorar de verdad y luego, también un aspecto muy importante, es caminar siempre con los hermanos separados en Bolivia, esa oportunidad de ecumenismo de diálogo interreligioso. Retos al interior de las jurisdicciones para saber cómo camina el clero y los laicos, hay una riqueza que tenemos que sacarla, dialogarla y compartirla.

¿Cómo se ha organizado Bolivia para el proceso de escucha camino al Sínodo?

Estamos en este proceso de escucha hasta agosto de este año y este es un momento muy bonito, en primer lugar se armó un equipo nacional y luego se ha conformado un equipo de delegados diocesanos de cada jurisdicción, hemos hecho un cuestionario más reducido, más accesible para que las personas puedan reflexionar y responder.

Luego vendrá una fase de sistematización, primero ha sido a nivel de jurisdicción y luego a nivel de la Conferencia Episcopal Boliviana, para ello se ha organizado un equipo con varias personas que nos puedan ayudar a sistematizar los aportes de las jurisdicciones, para finalmente enviar a Roma el aporte de nuestro país, en el mes de agosto de 2022.

Como Bolivia, nos hemos dado cuenta que tanta riqueza, que está brotando de este proceso de escucha, no puede quedar ahí, así que estamos organizado varios mecanismos comunicacionales para compartir entre las jurisdicciones cada aporte, para que también sea esa riqueza que sirva a nuestro país.

¿Cómo evalúa la participación de las jurisdicciones en esta etapa sinodal?

Muy satisfactorio, porque seguimos el mismo método que utilizamos para la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe, hemos abierto el espacio de escucha al pueblo de Dios. Algunas jurisdicciones tienen ya sus síntesis, otras están en ese proceso, pero lo bonito es que hay esa participación no solo dentro de la Iglesia, sino que se está consultando a las juntas de vecinos a nivel social que es verdaderamente un proceso, donde se quiere escuchar también a los que están afuera de la Iglesia.

Cómo Sacerdote y parte de la Secretaría General de la CEB, que le hace falta a nuestra Iglesia para caminar en Sinodalidad, ¿en comunión y misión?

Yo creo que la base la tenemos que es un clero, entregado y sacerdotes que trabajan con esmero, pero este trabajo hay que hacerlo con responsabilidad y corresponsabilidad con los laicos, creo que nuestra Iglesia va caminando, pero nos faltaría dar ese paso, de hacer más corresponsables a los laicos de su Iglesia, porque a final la Iglesia es de todos, es decir, trabajar  en esa línea de participación, comunión, ser capaces de revitalizar los consejos pastorales y económicos que nos van ayudar a caminar en responsabilidad y comunión.

La Iglesia boliviana siempre ha sido misionera, por ello necesitamos recuperar a esos sacerdotes misioneros que van en sus jurisdicciones, a los equipos misioneros en cada Iglesia local, y salir en esa ayuda a las parroquias y a las zonas de misión que están más necesitadas.

Un mensaje al pueblo de Dios para que camine junto a su Iglesia en este camino sinodal

Este sínodo de la Sinodalidad es un nuevo Pentecostés, es un nuevo espíritu, una nueva fuerza que tenemos en la Iglesia y les invito, dentro de todas las actividades cotidianas y ordinarias, a sacarse un tiempo para poder reunirse y poder presentar esas temáticas que las hemos lanzado en la línea del caminar juntos, del celebrar juntos y de ser misioneros.

Pedirles que aportemos nuestra experiencia, todo lo que vivimos y llevamos dentro de nuestros corazones, para que nuestra Iglesia siga siendo ese lugar de alegría y de misión. Vamos a participar con sinceridad, con corazón, con todo nuestro amor en este sínodo.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies