Search
domingo 28 febrero 2021
  • :
  • :

A cinco años de su partida, + Cardenal Julio: “Por siempre el Servidor de todos”

Campanas. Hoy miércoles 9 de diciembre se recuerda el 5to.  Aniversario de fallecimiento de +S.E. Cardenal Julio Terrazas Sandóval, el “Servidor de Todos”.

En el seno de una familia humilde y numerosa, un 7 de marzo de 1936, en una tierra de coplas, ambrosía y ’empenizau’ donde el valle se abre bajo la sierra, nació Julio Amaly Terrazas Sandóval, uno de los hijos más dignos que ha tenido la ciudad de Jesús y Montes Claros de los Caballeros de Vallegrande, que llegó a convertirse por voluntad de Dios en el primer Cardenal Boliviano.

El Cardenal Julio fue un guía espiritual para muchos líderes bolivianos. Oriundo de Vallegrande, descubrió su vocación religiosa  desde temprana edad. El  29 de julio de 1.962  fue ordenado sacerdote, y cinco años más tarde Vicario de Vallegrande. Fue ordenado Obispo el 8 de junio de 1.978 y nombrado Obispo Auxiliar de La Paz. Lo designaron Obispo de Oruro el 9 de enero de 1982 y posesionado el 25 de marzo. El 5 de febrero de 1.991, el Santo Padre Juan Pablo II, lo nombró Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra y fue posesionado el 14 de abril del mismo año. Creado Cardenal por el Papa Juan Pablo II en el Consistorio del día 21 de febrero del año 2.001.

El +Cardenal Julio era una persona tan valiosa que su vida no se puede describir fácilmente, su trayectoria humana, creyente y ministerial fue grandiosa y de él podemos destacar su fuerte personalidad, su fe profunda y comprometida y su espíritu incansable de servicio como marca de su identidad sacerdotal, ejercida desde el presbiterado hasta el episcopado

Un 9 de diciembre del año 2015, la Iglesia Católica daba a conocer la noticia del fallecimiento del primer Cardenal Boliviano que había padecido tras una larga enfermedad.

La noticia causó gran conmoción en el pueblo boliviano de donde empezaron a llegar muestras de sincero dolor y afecto; tanto el traslado de sus restos mortales desde su domicilio hasta la Catedral, como el velorio y posterior entierro, fueron actos públicos a los que acudió una multitud sin precedentes, dejando patente la íntima comunión entre el “servidor de todos” y su pueblo por quien trabajó denodadamente durante toda su vida en su ministerio de sacerdote, Obispo y después Cardenal.

El Cardenal Julio siempre anunció y testimonió  al Dios de la vida y nos animó a tener una esperanza gozosa, movido por su Fe y confianza inquebrantables en el Señor que nunca falla.

Dejó casa y pueblo por el sacerdocio, mantuvo firme su vocación presbiteral. Su entrega por lo más pobres y desposeídos, su carisma y firmeza lo llevaron a ser nombrado Cardenal. Su visión universal los puso entre los purpurados, que lo llevó a asistir al Papa en el gobierno de la Iglesia católica.

La voz contestataria de un fiel testigo del Señor. Su tradicional mensaje dominical sirvió de guía para muchos líderes, pero también incomodo a algunos  por su forma franca y directa de anunciar las injusticias.

Siempre habló claro. Los sermones del Cardenal marcaron una línea de entrega como el mismo dijo, sin buscar recompensas materiales, en defensa de los derechos sociales y de la justicia.

Firmeza en sus palabras. No le tembló la voz para decir alguna cosa que creía que no estaba bien. Exigía a las autoridades  actuar frente a las injusticias, las desigualdades y la corrupción.

El líder que soñó con una Bolivia más justa y humana. Desde que era sacerdote luchó para que los pobres tuvieran mejores condiciones de vida. El tata Julio, como muchos llamaban de cariño fue un hombre que levantó la voz por los más necesitados.

Su partida  dejó un vacío profundo en todos nosotros, pero damos gracias y alabamos a Dios porque, como servidor de todos, nos  guio en nuestra vida de Fe y  gastó su vida entregándola al servicio de todos especialmente de los pobres.

En su vida se ha percibido con claridad la entrega generosa y fiel de un hombre con los pies en la tierra boliviana que le vio nacer y con el corazón en el Dios de la vida, que resucitó a Jesús y comunicó su Espíritu a la Iglesia, haciéndose particularmente presente en los testigos consagrados de la fe, entre los cuales se encuentra, sin duda, este insigne sucesor de los Apóstoles, el Cardenal Julio Terrazas Sandoval.

Bolivia perdió un padre, un Pastor y amigo pero ganó un intercesor ante el Padre Celestial”

La Iglesia Católica celebrará  una misa, en sufragio de su alma, hoy miércoles  9 de diciembre a horas 18:30 en la iglesia Catedral.

 

Datos biográficos

CARDENAL JULIO TERRAZAS SANDOVAL, CSSR

Nació en Vallegrande, departamento de Santa Cruz, Bolivia, el 7 de marzo de 1.936, en el seno de una familia numerosa. Realizó sus estudios básicos y secundarios en su ciudad natal. Ingresó al Seminario de los PP. Redentoristas de San Bernardo (Chile) en 1.952. Hizo su noviciado en Salta, Argentina en 1.956. En 1.957 pronunció su profesión religiosa.

Cursó estudios de Filosofía y Teología en el Instituto de los PP. Redentoristas de Córdoba, Argentina. Recibió la ordenación sacerdotal el 29 de julio de 1.962.

Posteriormente siguió estudios superiores y obtuvo el Título de Pastoral Social en la Universidad de EMACAS (Lille-Francia). En 1.973 fue designado Delegado al Capítulo General de su Congregación. Fue Párroco y Superior de la Comunidad en Vallegrande y Vicario Foráneo hasta 1.978.

Fue ordenado Obispo el 8 de junio de 1.978 y nombrado Obispo Auxiliar de La Paz. Se desempeñó como Presidente de la Comisión Episcopal de Laicos, Juventud y Vocaciones. Y Miembro de la Comisión de Laicos del CELAM.

Fue designado Obispo de Oruro el 9 de enero de 1982 y posesionado el 25 de marzo.

Participó en varios Sínodos, el de 1.980 sobre la familia; el extraordinario de 1.985 en ocasión de los 20 años del Concilio Vaticano II el Sínodo de Laicos en 1.987 y el Sínodo de América en 1.997.

Estuvo presente también en el Congreso Mundial de Vocaciones realizado en 1981 y en la Conferencia Episcopal Latinoamericana en Santo Domingo en 1992.

El 5 de febrero de 1.991, el Santo Padre Juan Pablo II, lo nombró Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra y fue posesionado el 14 de abril del mismo año. El 15 de agosto de 1.997 convocó el II Sínodo Arquidiocesano de Santa Cruz, con el fin de revitalizar la vocación eclesial de todos los bautizados.

Elegido Presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia en seis períodos: 1985, 1.988, 1.997, 2.000, 2003 y 2006.

En abril de 1.985 fue nombrado Presidente de la Comisión de Hermandad.

Creado Cardenal por el Papa Juan Pablo II en el Consistorio del día 21 de febrero del año 2.001.

Recibe en el año 2002 de Su Santidad Juan Pablo II el nombramiento como Miembro del Consejo Pontificio para Laicos. Ratificado en el mes de abril de 2.008 por el Santo Padre Benedicto XVI.

En septiembre de 2004 fue Delegado del Papa Juan Pablo II ante el Congreso Eucarístico de Corrientes-Argentina.

Ratificado como Consejero de la Pontificia Comisión para América Latina en el mes de mayo de 2006.

Nombrado Moderador del Consejo Latinoamericano y Caribeño de Líderes Religiosos de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz en el año 2006.

Elegido Presidente del Departamento de Justicia y Solidaridad por el CELAM en agosto del 2007.

El 19 de abril del 2005, participó en el Conclave que eligió como Papa a Benedicto XVI

El 13 de marzo, participó por segunda vez en un conclave y en el cual se eligió al Papa Francisco.

El 25 de mayo del 2013 el Papa Francisco acepta su renuncia al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Santa Cruz.

 El Cardenal boliviano Julio Terrazas, falleció el miércoles 9 de diciembre a las 19:15 horas. Así lo hizo oficial el Arzobispo de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti en conferencia de prensa en Diakonía.

 

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA

Recordando:

Homilía de Cardenal Terrazas, pronunciada en ocasión de la Misa del Jubileo Sacerdotal, celebrada el 29 de julio de 2012 en el Atrio de la Catedral de San Lorenzo Martir, Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra – Bolivia

Cardenal Terrazas en Corpus Christi 2015

Homilia Cardenal Julio Terrzas Domingo 20 de marzo de 2011

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies