Search
jueves 19 julio 2018
  • :
  • :

“El Día del Papa” se celebró en la Nunciatura Apostólica de Bolivia

Iglesia Viva 02.07.18//El viernes 29 de junio del presente año, 2018, en la solemnidad de san Pedro y san Pablo se celebró “El Día del Papa” en la Nunciatura Apostólica Boliviana. En la ocasión Mons. Ángelo Accatinno, Nuncio Apostólico, destacó la buena relación entre la Santa Sede y Bolivia animando a la Iglesia Católica en Bolivia y al Gobierno  a ser un reflejo de esta buena relación en servicio de la sociedad.

Al iniciar el Nuncio Apostólico, dio la bienvenida a los representantes del Gobierno, autoridades y miembros de la Iglesia y a los miembros Cuerpo Diplomático, apreciando su amistad y servicio.

En la oportunidad destacó que el 13 de marzo del año 2013, era elegido el Cardenal Jorge Mario Bergoglio, SJ, Arzobispo de Buenos Aires, volviéndose el  CCLXV “Príncipe de los Apóstoles”, el cual recibió del mismo Jesús el encargo de santificar, ordenar y gobernar a quienes habían creído y creen en su Palabra.

Explicó que es una tradición en Bolivia celebrar “El Día del Papa” en la festividad de san Pedro.

La autoridad eclesial destacó la  buena salud de la que gozan las relaciones entre la Santa Sede y Bolivia poniendo de antecedente los encuentros entre el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia y el Papa Francisco. “Estas excelentes relaciones bilaterales, necesariamente tienen que reflejarse en los lazos que existen entre el Gobierno boliviano y la Iglesia local, las buenas intenciones para seguir en este camino donde siempre hay cabida para mejoramiento no faltan y estoy convencido de que los dos partes saben y sabrán progresar realizando juntos importantes y duraderos proyectos”,  remarcó el Nuncio Apostólico: “La iglesia y el Estado son independientes en sus esferas y competencias, pero coinciden en el servicio a una sola y misma sociedad que tiene que servir ofreciéndole lo que es especifico de cada uno. Sin una efectiva y eficaz cooperación todo el bien que se podría hacer correría el riesgo de quedarse estancado”, advirtió.

Asimismo destacó la responsabilidad de la Iglesia no sólo en los numerosos  templos de las 18 jurisdicciones eclesiales,  donde alimentar el espíritu y la cercanía a Dios, sino también en las  universidades,  escuelas, clínicas y muchas más instituciones al servicio de todos  especialmente de los más desfavorecidos.

A su vez subrayó el servicio de centenares de sacerdotes, religiosos, laicos comprometidos y voluntarios bolivianos y extranjeros, que ofrecen el recurso de la humanidad, “ya que la única manera de servir a Dios es servir a los hermanos”, dijo.

Mons. Ángelo, manifestó su alegría por ser la primera fiesta del Papa desde su llegada al país,  hace seis meses y agradeció a todos quienes trabajan a diario para el bien de la Iglesia en Bolivia y para mantener las relaciones y la santa Sede y el Hermoso país.

Concluyó con un “¡Jallalla Boliva, Jallalla Papa Francisco!”.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies