Search
miércoles 18 julio 2018
  • :
  • :

Gozo, pasión y servicio, Mons. Braulio 50 años al servicio de la Iglesia

Iglesia Viva  14.04.18. “A Dios gracias por permitirme servir en esta Iglesia de Bolivia, no sé si he dado algo, pero he recibido muchísimo”, expresó Mons. Braulio Sáez, Obispo Auxiliar Emérito de la Arquidiócesis de Santa Cruz quien celebra 50 años de sacerdocio, 36 de ellos vividos en Bolivia, celebró la eucaristía de este sábado en el marco de la CIV Asamblea de Obispos de Bolivia, en la oportunidad también agradeció a sus hermanos por el apoyo y acompañamiento.

“Creo que toda mi vida ha sido experimentar la misericordia, bondad y amor que Dios ha tenido conmigo, y a la vez pedirle perdón por las infidelidades, por la indiferencia que he vivido, uno quiere ser bueno, pero siempre hay situaciones de infidelidad, quiero dar gracias en este día a Dios, para mí es privilegio muy grande poder compartir con mis hermanos”.

Mons. Braulio sintió su vocación a los 12 años: “fui al colegio a los padres carmelitas y me doy cuenta que todo ese tiempo ha sido un momento de gracia, de la misericordia que Dios ha tenido conmigo, que me eligió de una familia cristiana y pueblo pequeño, pero estaba consciente que había una llamada de Dios para ser su sacerdote, su ministro, para ser portador ante los demás de esa gracia que el Señor quería que pase por mis manos”. “La vocación es un misterio y su llamada también, porque Dios se fija en los que no piensan nunca, que vería Dios en mi…no sé, pero sé que en estos 50 años el Señor ha estado presente, y también como a los apóstoles me ha dicho NO TEMAS, no ha sido fácil, en la vida hay momentos de alegría, gozo, esperanza y fiesta, pero también hay turbación y desesperanza”.

Mons. Braulio destacó tres palabras que lo identifican es todo este camino sacerdotal:

El gozo: Creo que he vivido con gozo, alegría y paz interior porque me he sentido llamado por el Señor.

Pasión: Con mucha fuerza, ganas y ilusión, pero también cargando la cruz, ha habido momentos de padecer esta llamada de Dios y decir que no es fácil seguir al Señor, hay momentos de mucha pasión, porque tienes ganas de llevar la palabra de Dios a todo el mundo, pero hay otros de decaimiento y flojera.

Servicio: Es el lema de mi ministerio al “servicio a la Iglesia”, pienso que la vida es servicio, es entrega y donación, gastar la vida por nuestra Iglesia y Cristo que está presente en el mundo.

“La Iglesia para mí ha sido siempre como ese espacio donde nos sentimos, no solos para vivir la fe, sino en comunidad, primero fue mi familia, luego el Carmelo y luego ha sido la iglesia universal”, Montevideo, Cochabamba, La Paz, Oruro y ahora en Santa Cruz, fueron lugares donde Mons. Braulio hizo un servicio incansable en favor de la Iglesia.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies