Search
martes 19 junio 2018
  • :
  • :

Papa Francisco alerta contra el “ayuno fingido o incoherente”

Homilía hoy en Casa Santa Marta

Ayunar con coherencia, no para que te vean, despreciando a los demás o entre peleas y altercados. En la homilía de la Misa en Santa Marta, Papa Francisco pone en guardia contra el ayuno incoherente, exhortando a preguntarse cómo se comporta uno con los demás. Lo toma de la primera lectura, del Libro del profeta Isaías (Is 58,1-9a), que pone en evidencia cuál es el ayuno que el Señor quiere: “Abrir las prisiones injustas, hacer saltar los cerrojos de los cepos, dejar libres a los oprimidos, romper todos los cepos”.

No maquillar la virtud

El ayuno es uno de los deberes de la Cuaresma, recuerda Francisco. “Si no puedes hacer un ayuno total, ese que hace sentir el hambre hasta en los huesos”, “haz un ayuno humilde, pero verdadero”, pide el Papa. Isaías pone de manifiesto las muchas incoherencias en la práctica de la virtud: ocuparse de los propios asuntos, del dinero, mientras que el ayuno es “un poco despojarse”; defraudar a los trabajadores mientras das gracias al Señor por poder ayunar: “pobrecitos” – subraya Francisco – tienen que ayunar porque no tienen para comer “y tu incluso les desprecias”. Hacer penitencia en paz: “no puedes – advierte – por una parte hablar con Dios y por la otra hablar con el diablo” porque es incoherente.

“No ayunen más como hacen ahora, haciendo oír su ruido”, es decir, nosotros ayunamos, somos católicos, somos practicantes; yo pertenezco a esa asociación, siempre ayunamos, hacemos penitencia. Pero ¿ayunan con coherencia, o hacen penitencia de forma incoherente, como dice el Señor, con ruido, para que todos lo vean, y digan: “Qué buena persona, que buen hombre, que buena mujer …”. Esto es un maquillaje, es maquillar la virtud.

La sonrisa

Hay que maquillarse, pero en serio, con la sonrisa, para que no se deje ver que uno está haciendo penitencia. Ayuna “para ayudar a los demás, pero siempre con la sonrisa”, exhorta. El ayuno consiste también en humillarse y esto se hace pensando en los propios pecados y pidiendo perdón al Señor. “Pero si este pecado que he hecho se supiera, ¡qué vergüenza!” –  “¡Eso es, avergüénzate!”, dice el Papa, invitando también a quitar las cadenas injustas.

Pienso en tantas asistentas del hogar que se ganan el pan con su trabajo: humilladas, despreciadas… Nunca pude olvidar una vez de niño que fui a casa de un amigo. Vi a la mamá dar una bofetada a la criada. 81 años … Nunca lo he olvidado. “No, Padre, yo nunca doy bofetadas” – “Pero ¿como la tratas? ¿Como persona o como sierva? ¿Le pagas lo justo, le das vacaciones, es una persona o es un animal que te ayuda en casa?”. Piensen sólo esto. En nuestras casas, en nuestras instituciones, hay asistentas. ¿Cómo me comporto con la criada que tengo en casa, con la señora de la limpieza que tengo en casa?

El ayuno coherente: ¿cómo tratas a los demás?

Otro ejemplo de su experiencia personal. Hablando con un señor muy culto que explotaba a sus criadas, el Papa le dio a entender que se trataba de un pecado grave, porque “son como nosotros, imagen de Dios”, mientras que él decía que eran “gente inferior”.

El ayuno que el Señor quiere – recuerda la Primera Lectura – consiste en el “compartir el pan con el hambriento, abrir tu casa a los pobres sin techo, vestir al desnudo, sin desentenderte de tus parientes”. “Hoy – observa Francisco – se discute si damos techo o no a quienes vienen a pedirlo”. En conclusión, exhorta a “hacer penitencia”, a “sentir un poco de hambre”, a “rezar más” durante la Cuaresma y a preguntarse uno cómo se comporta con los demás.

¿Mi ayuno ayuda a los demás? Si no, es fingido, es incoherente y te lleva a una doble vida. Finjo que soy cristiano, que soy justo… como los fariseos, como los saduceos. Pero por dentro, no lo soy. Pide humildemente la gracia de la coherencia. La coherencia. Si no puedo hacer una cosa, no la hago. Pero no la hagas de forma incoherente. Haz sólo lo que puedas hacer, pero con coherencia cristiana. Que el Señor nos de la gracia.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies