Search
jueves 24 mayo 2018
  • :
  • :

Este es el milagro atribuido a la intercesión de la primer Santa boliviana

La Beata Nazaria Ignacia será declarada ‘Santa’ luego que de el Papa Francisco aprobó el decreto para su canonización. Este es el testimonio del milagro atribuido a su intercesión

La Agencia de Noticias Fides logró el testimonio de una religiosa devota a la Beata Nazaria Ignacia que tuvo una completa recuperación de un derrame cerebral.

El milagro que sucedió en Bolivia y que este 26 de enero el Papa Francisco aprobó como válido es el atribuido a la historia de María Victoria Azuara,  religiosa misionera española que vivió alrededor de cuarenta años en Bolivia en trabajo misional. En el siguiente  testimonio registrado por ANF en 2015 se narra cómo ocurrió el milagro y también detalla algunas características de la Beata Nazaria Ignacia, considerada ahora la primera Santa boliviana.

El 13 de octubre de 2010, la hermana María Victoria, en ese entonces con 82 años de edad,  sufrió un derrame cerebral y quedó sin habla, perdiendo totalmente el sentido de ubicación.  El médico que la atendió había indicado remotas posibilidades de que la religiosa recobre el habla y el conocimiento. A pesar de ese diagnóstico, durante 12 días las hermanas Misioneras Cruzadas de la Iglesia, la congregación fundada por  Nazaria Ignacia en Bolivia,  se unieron en oración pidiendo la intercesión de la Beata  para la recuperación de la religiosa.

Al cabo de ese tiempo, María Victoria comenzó a hablar, caminar y recobró el conocimiento volviendo en sí y sin denotar ninguna secuela del derrame cerebral. Este hecho fue presentado al Vaticano y luego de una rigurosa investigación que duró varios años, se aprobó como milagro.

A continuación el testimonio de esta historia de vida:

El cuerpo incorrupto de Nazaria Ignacia

Nazaria Ignacia nació en España el 1889. En 1912 fue destinada a Oruro, Bolivia, donde luego de varios años de trabajo dedicado a los más pobres y desfavorecidos, decidió fundar la congregación religiosa Misioneras Cruzadas de la Iglesia que se orientó a trabajar por la dignidad y derechos de las mujeres pobres y la promoción de la educación.

En 1943 falleció en Buenos Aires, Argentina. En 1972 su cuerpo fue trasladado a Oruro a la capilla de esta congregación. En 1993 se abrió el cajón de los restos para ponerlos en otra cripta, pero la sorpresa fue que encontraron el cuerpo incorrupto de la Madre Nazaria Ignacia, es decir, casi intacto, considerado como un signo de santidad. La hermana María Victoria cuenta ese momento del cual fue testigo.

Erwin Bazán Gutiérrez



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies